DESARROLLO ALTERNATIVO

Después de muchos años de dominio de una determinada concepción del desarrollo, asistimos a un debate, como nunca se había dado antes, que cuestiona esa visión por resultar inadecuada para afrontar los retos actuales.

La actual crisis, con su brutal capacidad para arrojar personas y grupos enteros hacia la exclusión, confirma claramente las limitaciones de este modelo de desarrollo y concede la razón a grupos y movimientos sociales que llevamos años, desde distintos lugares del planeta, demandando la urgencia de buscar modelos y lógicas alternativas sólidas e incluyentes. Los cambios que estamos enfrentando están ejerciendo presión sobre gobiernos, organizaciones multilaterales y sobre la propia sociedad civil organizada para buscar respuestas.

Este cuestionamiento al modelo de desarrollo vigente ha supuesto un punto de partida para abordar lo que implica la apuesta a favor de propuestas alternativas. La desigual distribución de la riqueza, del poder o de los bienes de la tierra es, hoy en día, más evidente y escandalosa que años atrás. Esta inequidad muestra la incapacidad del modelo actual para solucionar los problemas económicos, sociales, políticos y ambientales que hoy aquejan a la humanidad. Un modelo basado centralmente en el crecimiento económico que abusa de la explotación de los recursos naturales; que convierte en pobreza extrema lo que antes era vida; que obliga a migrar y a desplazarse a millones de personas; que somete a los pueblos del mundo bajo sus excluyentes premisas, imponiéndoles una única opción económica, política y social.dearrollo

Frente a esta realidad, se plantean nuevos retos y desafíos para generar propuestas alternativas, consolidar y dar viabilidad a prácticas y experiencias que personas y organizaciones de distintos lugares del mundo están poniendo en práctica.

Por todo ello, creemos que es el momento preciso para tener una palabra sobre el desarrollo: explorar nuevos procesos de cambio económico y social desde la práctica y la construcción rigurosa de conocimiento. Con esta convicción, ALBOAN y varias organizaciones del sector social de la Compañía de Jesús, junto con otras ONG y Universidades, llevamos tiempo trabajando para dotar de contenidos a lo que hemos llamado DESARROLLO ALTERNATIVO.

Nuestra aportación es la praxis y la reflexión que hacemos desde ella. Una aportación que se asienta sobre la experiencia de muchos años de trabajo junto a poblaciones excluidas en distintos contextos locales, y desde el compromiso de denunciar la injusticia del modelo actual y buscar vías alternativas por donde transitar hacia un mejor horizonte de futuro.

Este desarrollo alternativo necesita concebir y ensayar el bienestar desde esas lógicas existentes y conocidas: extraer aprendizajes, concebir condiciones de posibilidad y crear escenarios de futuro posibles para compartir, divulgar y apoyar.

rasgosalternativas