Tags populares:

EN UN MUNDO EN CRISIS: AVANZAMOS, NOS RETAN Y NOS LLENAMOS DE ESPERANZA

15 julio, 2022 at 8:40 am

El pasado 6 de julio, en la ciudad de Guadalajara de Buga (Valle del Cauca – Colombia), en el marco del Encuentro de la Red COMPARTE y siendo parte de las actividades celebrativas de los 60 años de servicio del IMCA, se llevó a cabo el seminario internacional “América Latina Rural y Campesina: Desafíos y Horizontes para el Buen Vivir”. Este evento, contó con la participación de más de 70 personas, en su gran mayoría, representantes de las organizaciones e instituciones que conforman COMPARTE procedentes de 11 países (Paraguay, Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Guatemala, El Salvador, México, Nicaragua y Cuba). Durante el seminario se desarrollaron tres ponencias; cada una tuvo un énfasis particular a través del cual se evidenciaron aspectos importantes sobre el camino recorrido de manera articulada, los retos que se afrontan en la actualidad y las mociones que invitan a interiorizar y analizar los procesos de acompañamiento que se vienen realizando en distintos territorios de América Latina.

La primera ponencia, dirigida por Oscar Rodríguez S.J. coordinador de la Red COMPARTE, recopiló aspectos y hechos que motivan el trabajo articulado a favor de sectores sociales vulnerables. Indicó que las personas y las organizaciones resuelven el aspecto económico en lo cotidiano y en cuya dimensión existen las relaciones de reciprocidad que a la vez no están libres de conflictos; pues el espacio comunitario es reflejo de una historia que enfrenta distintos problemas. Asimismo, hizo hincapié que en los territorios donde hacen presencia los centros sociales existen unos niveles de conflictividad, muchos de ellos debido a las disputas por el dominio territorial.

En ese marco, la Red COMPARTE se convirtió en la red de aprendizaje y acción, que trabaja de manera articulada y de la mano de las organizaciones de productores para que la escala de los impactos positivos pueda incrementarse, buscando la implementación de estrategias para construir alternativas económico productivas. En ese caminar los centros sociales se han ido articulando a otras redes o actores intersectoriales entre los que se destacan las universidades, fundaciones, administraciones públicas, empresas y las redes existentes que trabajan bajo unos principios comunes. Destacó dentro de los logros representativos la investigación aplicada, los intercambios, la generación de conocimientos, la búsqueda de la sostenibilidad económica y el entramado de relaciones de las diferentes organizaciones sociales.

“No cabe duda que la pandemia COVID 19 significó un gran reto que implicó nuevos desafíos, más aún porque estamos ubicados en territorios estratégicos y complejos que nos retaron a evolucionar de una praxis individual a una praxis colectiva, lo que implicó además para la Red COMPARTE la conformación de grupos de trabajo por temáticas claves y pasamos de una perspectiva de nuevos sujetos a sujetos nuevos; a un elenco socializador que va más allá del modelo multiactor”, aseveró finalmente Oscar Rodríguez S.J.

Por su parte, Mary Tere Guzmán de la organización ALBOAN, planteó ciertas reflexiones que permiten pensar en torno al modelo de economía dominante y las realidades adversas a las cuales se enfrenta la humanidad actual. En su intervención señaló que en la sociedad actual se encuentran muchas heridas, situaciones adversas y de oscuridad, pero también se evidencian luces que ayudan a avanzar, pues no cabe duda que el modelo dominante genera una crisis ética, social y ambiental que toda la humanidad está palpando.

Planteó los retos a través de 4 preguntas claves: ¿Encontrarán las personas excluidas espacios donde vivir humanamente?; ¿Podremos vivir juntas y reconciliadas?; ¿Será sostenible nuestro mundo?; ¿Habrá personas que sostengan la solidaridad y la esperanza? En ese sentido, destacó que es importante valorar aquellos modelos de sociedad diferentes y que surgen como alternativas al modelo dominante; propuestas que surgen para interpelar los espacios públicos y privados, que a la vez se pueden considerar como semillas que llenan de esperanza, especialmente para aquellas personas que trabajan arduamente en torno a lo alternativo.

Brindó pistas en torno a elementos claves que fueron destacados a partir de 5 verbos, a saber, Acompañar, el cual implica conocer, reconocer, agradecer y cuidar para caminar juntos; el cual, es un desafío permanente porque requiere arraigo a los territorios donde se actúa e implica permanecer, un acompañamiento como fuente espiritual y de vida para crear relaciones horizontales donde se pueda mirar a la cara, caminar juntas y sostenernos. Servir, como un proceso que también implica un diálogo y un camino para transitar. Reflexionar e investigar, que permite buscar, cuestionar, profundizar, crear; siendo conscientes dónde vivimos y cómo vivimos, pensando en hacer cosas nuevas para afrontar realidades adversas. Sensibilizar, que implica comunicar, seducir, sumar, innovar, donde es importante difundir lo que hacemos y lo que soñamos. Transformar, como acción clave para proponer, perseverar e incidir. Finalmente señaló que, “Comparte es un proyecto político y social transformador, y que estos 5 verbos son una manera de proceder, teniendo presente que se requiere una mirada integral y complementaria; no se trata de avanzar solas, sino articuladas con otros actores”.

La tercera y última ponencia a cargo de Alfredo Ferro S.J. de REPAM y CEAMA tuvo énfasis en torno a preguntas provocadoras que para él han surgido en torno a la sostenibilidad de los centros sociales y las redes que se conforman. Invitó a las organizaciones e instituciones participantes a evidenciar que es importante ser autocríticos del actuar que se hace en los territorios, considerando si la pasión por lo que hacemos le da sentido a la vida.

En ese sentido, planteó algunos interrogantes que sirven para ese análisis autocrítico, entre ellos, ¿Son sostenibles nuestras organizaciones, los proyectos que apoyamos, las redes que conformamos?; ¿Cómo nos relacionamos?; ¿Somos realmente agentes generadores de cambio en los ambientes donde estamos, más allá de un grupo reducido de participantes o beneficiarios?; ¿Las iniciativas han sido construidas con la participación de las comunidades o solo desde nuestros centros?; ¿Qué es lo propio de las ONG?; ¿Somos necesarios y si lo somos para qué los somos?

Por otra parte, indicó como un aspecto preponderante de los centros sociales jesuitas los procesos de formación que se ofrecen, pues en muchos territorios éstos permiten el reconocimiento de personas, que se los valore, que sean incluidos en los procesos territoriales; además, ratificó la importancia de los espacios religiosos que se acompañan, siendo esta dinámica un aporte preponderante y diferencial. “De pronto somos más realistas, de pronto se hace necesario sostenerlas más allá de nuestros tiempos libres. Nos hemos sentido solidarios para justificar nuestros esfuerzos y recursos. Hemos caminado en contracorriente y estamos en territorios muy adversos, hemos estado al lado de los más débiles, los más vulnerables, los pobres. Somos defensores de las causas perdidas, y tercamente seguiremos al lado de ellas y ellos. No se trata de desvalorizar lo que hacemos, sino que nos hagamos constantemente preguntas que nos confronten frente a lo que hacemos y somos”, afirmo Ferro al final de su intervención.

RE-ENCUENTRO DE LA RED COMPARTE 2022, COLOMBIA

15 julio, 2022 at 8:22 am

Luego de tres años, periodo que trajo consigo una pandemia con varios picos de contagio, que nos obligó a dinámicas de trabajo y encuentro donde nuestros rostros en pantalla fueron protagonistas a través de plataformas virtuales que conocimos y aprendimos a manejar; nos volvimos a encontrar frente a frente para disfrutar de esa cercanía que sólo ofrece la presencialidad, esa que nos brindó la dicha de volver a ver los rostros de la comunidad de aprendizaje y acción Red COMPARTE. El escenario propicio no pudo ser otro que el marco de la celebración de los 60 años del Instituto Mayor Campesino – IMCA, quizá el centro social de la Compañía de Jesús más antiguo de América Latina.

Este valioso y oportuno re-encuentro de COMPARTE, sucedió del 6 al 10 de julio, un mes emblemático por la festividad de San Ignacio de Loyola. Sin duda, fueron días de celebración, de reflexión, de análisis, de poner en contexto a toda la red, las diferentes áreas trabajo que se han venido desarrollando, incluyendo los ajustes realizados como respuesta a las repercusiones que la pandemia ha dejado en las organizaciones productoras con las que trabaja la red en las diferentes regiones de América Latina.

Más de 70 personas, entre ellas representantes de Centros sociales, universidades de América Latina, Estados Unidos Canadá y España, cooperantes, organizaciones productoras, redes, entre otras colaboradoras, se dieron cita en la ciudad de Guadalajara de Buga – Colombia, teniendo como anfitrión al IMCA, el centro social que también acogió el primer encuentro realizado por la red en América Latina en el año 2013. La semana de trabajo tuvo como inspiración el lema “Por la Construcción Colectiva de Alternativas Económicas”, el cual define muy bien el foco del trabajo que ha desarrollado la red en sus más de 10 años de existencia.

Las jornadas de trabajo tuvieron cuatro momentos. El primero, tuvo como marco un seminario internacional titulado “América Latina Campesina y Rural: Desafíos y Horizontes para el Buen Vivir”, en el que se abordaron aspectos relevantes del mundo rural, con motivo de la celebración de los 60 años de fundación del IMCA.

Como segundo momento, se realizaron visitas de campo donde las personas participantes tuvieron la oportunidad de conocer diferentes experiencias de agroecología, iniciativas económico-productivas, redes de mercado y de acueductos comunitarios, que son acompañadas por el IMCA en la región centro del Valle del Cauca.

En un tercer momento, se desarrolló el encuentro central de COMPARTE, en el que se presentaron los avances de las principales líneas de trabajo que se vienen desarrollando al interior de la red como la vinculación con el Proyecto Apostólico Común de la CPAL, el enfoque multiactor y las alianzas para la construcción colectiva, el enfoque pro-equidad de género, el Sistema de Auditoria Socio Ambiental (SASA), el Sistema Participativo de Garantías (SPG) y COMPARTE en el contexto de la Amazonía.

Finalmente, en el cuarto y último momento, se llevó a cabo la Asamblea general con la participación de la mayoría de los Centros Sociales que constituyen la red, donde proyectamos nuestros sueños y vislumbramos los caminos llenos de mucha esperanza en la construcción de un mundo mejor.

Fueron días intensos, llenos de confraternidad, de re-encuentros, de recargar baterías, llenarnos de energía y estrechar lazos de colaboración. Estos días nos ratificaron que COMPARTE sigue siendo una red con mucha vitalidad donde cada actor que la conforma, demuestra que está comprometido con su misión y que el conjunto es mucho más que la suma de cada uno. Quedan nuevos desafíos, pero también claridades del camino que vamos recorriendo junto con las comunidades marginadas, con quienes esperamos alcanzar condiciones de buen vivir.

Sistema de Auditoría Socio Ambiental de Comparte

21 junio, 2022 at 8:49 am

En la Red Comparte venimos trabajando en un Sistema de Auditoría Socio Ambiental- SASA. Aunque tiene varios objetivos, pretende principalmente ser una herramienta que nos permita medir el cumplimiento de los rasgos de las Iniciativas Económico Productivas que promovemos en Comparte. Además, la aplicación continuada del SASA puede servir también como un ejercicio de auto-evaluación para las propias iniciativas.

La elaboración colectiva de esta herramienta ha supuesto todo un reto. Se inició en abril del 2021 cuando, en línea con el eje 1 del plan estratégico de la red, se conforma un grupo de trabajo compuesto por diversas personas de Comparte (con distintas funciones y capacidades). Este grupo se ha reunido de forma frecuente durante todo 2021 para, en Noviembre del mismo año, presentar ante la Asamblea un marco general y una estructura de la herramienta.

Tras su aprobación, el grupo continuó trabajando, ahora sí, en los indicadores en cuestión. Una vez más, se ha tratado de un ejercicio de coordinación entre las distintas personas del grupo para conseguir una batería de indicadores que fuera reflejo de los rasgos. Además, el reto es doble ya que se ha de conseguir que se adecúen a la diversidad de iniciativas de la red.

Una vez construido un primer borrador, en línea con la estrategia multiactor de Comparte, se ha pedido contraste a actores como universidades, empresas, inversionistas sociales y otras redes aliadas.

Por último, la semana del 6 al 12 de junio nos reunimos en Piura donde tiene su sede Cipca (Perú), personas de 5 Centros Sociales de Comparte acompañados por equipo técnico de la red, para pilotar la herramienta.

  • Desde Guatemala, con un viaje de más de 30 horas, se acercaron las compañeras Jeimy Elizabeth Figueroa Morales y Mayra Consuelo Leiva Tezó, ambas expertas en iniciativas económico productivas de ámbito agropecuario diversificado (hongos y gallinas criolla entre otras…).
  • Desde Ecuador aportaron su conocimiento en iniciativas de transformación en contexto urbano Jenny Mera Suárez(Hogar de  Cristo) y Catalina Encalada Baque (Acompretesu)
  • Las compañeras de Colombia Marlen María Pérez González(IMCA Hotel)y Pedro Antonio Ojeda Pinta (IMCA) fueron los pilotos expertos en iniciativas de turismo como es el IMCA Hotel.
  • Atravesaron el Perú para hablarnos desde su conocimiento en producción pecuaria (cuyes y queso) Leonarda Quispe Vargas(productora) y Santos Turpo (CCAIJO).
  • De parte de CIPCA, los locales y quienes nos recibieron con los brazos abiertos y con todas las facilidades para realizar el taller (¡gracias de nuevo!), estuvieron principalmente Rosa Prieto, José Luis Juárez, Merly Castillo, Alfredo Gamio y Henry García, además se unió Rocío Gómez, como responsable de producción de la planta de procesamiento de cacao de Aprocap.
  • También se unieron al pilotaje dos personas importantes para la Red, Carlos Silva, delegado de los social en Perú, y Rómulo Torres, de SEPSI.
  • Representando al equipo que ha elaborado la herramienta se acercaron Álvaro Idarragadesde Colombia y Maria del Mar Magallón y Javier Zubeldia desde Alboan, País Vasco
  • También se unieron al pilotaje dos personas importantes para la Red, Carlos Silva, delegado de los social en Perú, y Rómulo Torres, de SEPSI.
  • Representando al equipo que ha elaborado la herramienta se acercaron Álvaro Idarraga desde Colombia y Maria del Mar Magallón y Javier Zubeldia desde Alboan, País Vasco.

El pilotaje ha supuesto un empujón fuerte al SASA, un momento de trabajo en el que se ha validado el enfoque de la herramienta y la estructura general, pero se ha perfilado la batería de indicadores para que se adecúe de la mejor manera a las realidades de las iniciativas, que se mantenga la coherencia y sean reflejo de los rasgos. Un elemento clave ha sido mantener la herramienta lo más sencilla posible, no se quiere un ejercicio académico sino un recurso útil para las iniciativas.

Para que el pilotaje haya salido tan bien ha sido elemental el trabajo previo que realizaron todas las personas y el conocimiento que tienen de sus iniciativas y sus territorios ¡Gracias a todas y todos! Cabe resaltar también que se ha notado una calidad humana enorme que sigue dando cuenta del potencial que tiene la Red Comparte como agente transformador.

Asamblea de Comparte: los rasgos de las alternativas económicas que promovemos

5 mayo, 2022 at 5:49 pm

El pasado jueves, 28 de abril, la red Comparte celebró su primera Asamblea online de 2022 con la participación de aproximadamente 40 personas de 14 países de América Latina y Europa, provenientes de los centros sociales y de actores aliados como universidades y organizaciones de la cooperación internacional.

El tema central giró en torno a los rasgos que caracterizan las alternativas económicas que promueve la red Comparte en América Latina. En enero, iniciamos un proceso de reflexión colectiva en el que participaron los Centros sociales y Grupos de trabajo de Comparte, con el objetivo de llegar a una formulación actualizada de los rasgos incorporando los aprendizajes como red desde 2010. Fruto de este proceso y del trabajo colectivo en la Asamblea, constatamos que hay un alto nivel de consenso con la propuesta actualizada de los 7 rasgos:

  • Rasgo 1. Parten de lo local para construir alternativas económicas de mayor alcance territorial.
  • Rasgo 2. Apuestan por la construcción colectiva con un enfoque multiactor.
  • Rasgo 3. Desde perspectivas feministas, promueven la equidad de género y contribuyen al empoderamiento de las mujeres.
  • Rasgo 4. Crean condiciones de trabajo digno.
  • Rasgo 5. Generan capacidades de participación, organización e incidencia para la construcción de autonomía.
  • Rasgo 6. Recuperan, conservan y difunden prácticas de cuidado de la casa común.
  • Rasgo 7. Incorporan la diversidad biocultural y ponen en práctica los saberes colectivos, ancestrales y tradicionales.

Son rasgos dinámicos, que se desarrollan al ritmo de los procesos económicos que acompañamos y requieren de una comprensión integral, no pueden entenderse de manera compartimentada. Su implementación y validación se produce de maneras muy diversas según el estadio en el que se encuentran las iniciativas y el contexto cultural en el que se enraízan.

Estos rasgos orientan, además, los principios del sistema de auditoría socioambiental (SASA) que está diseñando la red. El SASA nos está ayudando a profundizar en la concreción y categorización de los rasgos; tiene como objetivo rendir cuentas sobre el  grado de implementación de los 7 rasgos en las alternativas que promovemos como Comparte. En la Asamblea dedicamos un tiempo a socializar los avances en el diseño del SASA.

Estos rasgos son el horizonte futuro que anima la marcha de nuestra caravana Comparte, pero también el presente que se materializa en las iniciativas económico-productivas que acompañamos.

 

 

 

Red Comparte – Línea de base de cadenas de valor

2 mayo, 2022 at 1:55 pm

La Red Comparte presenta el informe “Alternativas económico-productivas de la red Comparte. Línea de base de cadenas de valor”.

El informe aglutina por cadenas de valor, información clave sobre 20 iniciativas económico-productivas vinculadas a Comparte, que representan la diversidad de iniciativas acompañadas por los centros sociales que forman parte de la red.

Con la información recopilada en 2021, se ha elaborado el informe que se estructura en cuatro capítulos. El primero aborda los aspectos generales de todas las cadenas de valor e incluye un desglose por cada una de las etapas del ciclo económico; además, resume las medidas propuestas por las organizaciones para la mejora de las cadenas. El segundo  describe la información actual de los 5 tipos de cadena de valor y su proyección a 5 años. En el tercer capítulo, se hace referencia a los principales hallazgos sobre las cadenas de valor. En el cuarto y último capítulo, se sugieren algunas recomendaciones sobre dónde poner el énfasis para la mejora de las cadenas de valor.