Ruta gastronómica de Ausangate con productos de alta calidad de la provincia de Quispicanchi, Cusco – Perú

20 noviembre, 2017 at 12:00 pm

Cusco es sinónimo de arqueología y turismo, cultura e identidad, gastronomía y diversidad agrícola, biodiversidad y paisaje. Una herencia dejada por culturas precolombinas que poblaron la región del Tawantinsuyo y cuyo epicentro fue esta vasta región marcada por las huellas de una de las culturas más ricas en la historia de la humanidad.

Quispicanchi, provincia del sur de Cusco, alberga parte de este patrimonio. Si bien se han dado transformaciones culturales y económicas, existen grandes potencialidades muy propias de la región que la configuran y prevalecen.  La agricultura y la ganadería son la base económica de las comunidades campesinas, y el turismo empieza a jugar un papel preponderante en las dinámicas económicas, planteando nuevos desafíos en torno a la preservación cultural, ambiental y social.

En este escenario trabaja la Asociación Jesús Obrero – CCAIJO, miembro de la red COMPARTE,  con un recorrido de más de 45 años dedicada a la educación, promoción y desarrollo rural, dinamizando proyectos productivos encaminados a generar condiciones de buen vivir de las comunidades campesinas.

Productos de alta calidad D´Ausangate y ruta gastronómica

Actualmente, CCAIJO se ha sumado a una iniciativa que pretende dinamizar la oferta turística de la provincia de Quispicanchi llamada la Ruta Gastronómica de Ausangate, con insumos naturales, de calidad y propios de la zona. Se trata de generar una oferta turística regional bajo criterios de sostenibilidad donde se valore y visibilice la producción local de alimentos y se disfrute a la vez de la riqueza paisajística de su entorno natural.

En tal sentido, CCAIJO y comunidades campesinas vienen desarrollando una serie de productos de alta calidad que hacen parte de las potencialidades agropecuarias de la región tales como los derivados de los lácteos, los cuyes, las setas y la trucha. Además cuentan con un sello denominado D´Ausangate para darle una connotación regional a estos productos.

Actualmente CCAIJO y comunidades campesinas y ganaderas trabajan en la instalación de plantas para la maduración de quesos y la producción de truchas en Ocongate, la producción de setas ostra y de derivados cárnicos de cuyes en Andahuaylillas. El trabajo productivo es acompañado con la mejora en la calidad de la gastronomía de la región a través de la capacitación de los chef de los restaurantes operados por la comunidad local. Algunos de estos productos vienen siendo ofrecidos por las mismas comunidades en mercados campesinos de Cusco.

La Ruta Gastronómica de Ausangate en una iniciativa que está encaminada a destacar las potencialidades de la región brindando nuevas oportunidades a las comunidades locales a través de la generación de capacidades para la producción, transformación y comercialización de sus productos sobre la base de la conservación cultural y ambiental y de la mejora de la economía base para la reinversión social.

 Acompañamiento de la red COMPARTE

Como parte del acompañamiento a CCAIJO y las comunidades campesinas en su apuesta por emprender y desarrollar proyectos productivos encaminados a generar condiciones de buen vivir en la región, el Secretario Ejecutivo de la red COMPARTE, Alvaro Idarraga, ha realizado una visita de dos días a la región. Esta asesoría es parte del proceso de acompañamiento que desde hace tiempo viene realizando a CCAIJO en la implementación de la metodología para la construcción de alternativas económico-productivas de impacto local y regional.

 

 

Sistematización de proyectos socioeconómicos en la triple frontera de la Pan-Amazonía

7 noviembre, 2017 at 12:50 pm

Se llama Pan-Amazonía al conjunto de países sudamericanos que tienen dentro de sus territorios grandes extensiones de la selva amazónica. Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador,  Guyana, Perú, Venezuela, Surinam y la colonia Guayana Francesa conforman la Pan-Amazonía.

Esta vasta región abarca 7,8 millones de Km cuadrados, con cerca de 33 millones de personas, de las que 1,6 millones se reconocen como indígenas conformando más de 385 pueblos indígenas en el 26,6% del territorio (129 pueblos están en aislamiento voluntario); se estima que el resto son personas no indígenas (mestizos, urbanos, campesinos, caboclos, ribereños, y otros). El 23.6% del territorio son áreas protegidas.

En esta región hace presencia desde hace 3 años el Servicio Jesuita Panamazónico de la CPAL (SJPAM) que ha iniciado un proceso de conocimiento, análisis y acompañamiento de proyectos socioeconómicos, a partir de la sistematización de 5 experiencias acompañadas por organizaciones e instituciones de Brasil, Perú y Colombia.

Como parte de esta sistematización de proyectos socioeconómicos en comunidades ribereñas e indígenas en la triple frontera (Perú, Colombia y Brasil), el SJPAM organizó del 30 de octubre al 2 de noviembre, un evento de socialización de los resultados con la presencia de representantes de comunidades y organizaciones de la región, y algunas organizaciones miembro de la red Comparte –CPAL (IMCA y Suyusama), junto con la Secretaría Ejecutiva.

Esta sistematización realizada en 2017 ha arrojado información importante que ratifica la compleja realidad que presenta la región amazónica y las diferentes alternativas que se vienen ofreciendo. Además brindará información importante para concertar acciones pertinentes a la realidad amazónica y en la que el SJPAM está comprometido a acompañar y dinamizar.

La red COMPARTE en Chiapas, México

5 octubre, 2017 at 4:11 pm

 

 

Desde el lunes 2 hasta mañana viernes 6 de octubre, representantes de 9 centros de la red Comparte se encuentran en Chilón (Chiapas, México), intercambiando experiencias y aprendizajes sobre cómo hacer sostenibles proyectos económico-productivos. El tema central de este encuentro es la construcción de cadenas de valor con ciclo económico completo; es decir, entender la actividad económica no únicamente como binomio (producir y vender), sino como una actividad que abarca el ahorro, el consumo y la reinversión social.

El proyecto de referencia en este encuentro está siendo el Grupo de Empresas de Economía Solidaria Yomol A´Tel, ubicado en Chilón, que se dedica a la producción y comercialización de café, miel y jabón. Yomol A´Tel ha logrado montar su propia planta de torrefacción, y también su propia marca de cafeterías de café gourmet, Capeltic. Además tienen su propio banco de micro-finanzas.

Los centros de la red COMPARTE participantes en este encuentro son CCAIJO y CIPAC (Perú), CINEP y Suyusama (Colombia), Nitlapan (Nicaragua), SERJUS (Guatemala), Formación para el trabajo de la Federación Internacional de Fe y Alegría, CEAS (Brasil) como centro invitado y YomolA´tel (México) como anfitrión.

 

“Que nadie se quede atrás”

29 septiembre, 2017 at 1:03 pm

“Que nadie se quede atrás”. Ese podría ser el título del último panorama social de América Latina publicado por la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) dedicado al tema estrella de la última década: la desigualdad. Desde el principio, se apuesta por un enfoque multidimensional de la igualdad y se califica a la desigualdad social como un desafío de primer orden y un obstáculo para el desarrollo sostenible. Hasta ahí todo claro, pero su atenta lectura desconcierta. Mejora la igualdad de ingresos, pero se concentra la propiedad.  La CEPAL admite que “la concentración de la propiedad es aún más intensa en lo referente a los activos financieros y sigue concentrándose”. ¿Cómo se explica que hayan disminuido las desigualdades al mismo tiempo que se ha concentrado la propiedad y no haya mejorado la relación entre capital y trabajo?

Continúa leyendo en este enlace el análisis realizado por Alicia Aleman.

¡Te invitamos a conocer la red COMPARTE!

27 septiembre, 2017 at 8:30 am

¿Has oído hablar de COMPARTE – Comunidad de Aprendizaje y Acción para el Desarrollo Alternativo? ¿Te gustaría saber más? Te presentamos este vídeo para que conozcas qué hacemos y quiénes formamos parte de esta red. Apostamos por construir alternativas económicas que sean sostenibles y que garanticen medios de vida dignos a personas y comunidades empobrecidas en nueve regiones de América Latina.