Desarrollo rural inteligente

10 octubre, 2019 at 10:21 am

Porque no el mucho saber harta y satisface al ánima, mas el sentir y gustar de las cosas internamente.

Esa frase de San Ignacio de Loyola podría resumir uno de los sentimientos que se nos movieron internamente al asistir al curso de verano sobre desarrollo rural inteligente organizado en el Palacio Miramar de San Sebastián-Donostia el pasado mes de septiembre.

Acudimos una delegación de 3 personas de la red COMPARTE a este curso impecablemente organizado por Ayuda en Acción con el apoyo de especialistas de la Universidad de Oxford.  Se nos hicieron más que familiares las hipótesis de partida y los retos que enfrentamos las organizaciones que apoyamos el desarrollo rural en tantos lugares del mundo: i) diversificación de ingresos y menor protagonismo del sector agropecuario en los ingresos familiares, ii) conectividad urbano-rural e intensificación de la movilidad tanto permanente como periódica de las familias, iii) papel de las mujeres y las personas jóvenes en el desarrollo rural, iv) adaptación al cambio climático e interculturalidad. Fenómenos bien conocidos para las organizaciones de la red COMPARTE.

Pero lo que nos llamó poderosamente la atención es el papel preponderante que se otorgó al conocimiento, la innovación y la tecnología por parte de casi todos los actores que participamos en el curso y que llevamos un tiempo impulsando el desarrollo rural o con intención de hacerlo en un futuro. Entre ellos, las empresas con cada vez más presencia e interés por la temática del desarrollo rural .

No nos sorprendió este interés a nosotras, que también somos organizaciones volcadas al aprendizaje. De hecho, COMPARTE es una comunidad de aprendizaje. Aprendemos de nuestros aciertos y de nuestros errores, de las tradiciones y de los experimentos, de los encuentros con los iguales y con los diferentes. También enfrentamos el desafío de aplicar en la práctica el conocimiento y la innovación, asumir de forma razonable la tecnología, compartir de forma productiva los conocimientos, acelerar los drivers del desarrollo rural, minimizar los riesgos.  Pero sobre todo, lo que nos une es la esperanza. La esperanza de que con más o menos conocimiento y/o más o menos acierto lograremos utilizar ese conocimiento, innovación y tecnología para nuestros fines, con un horizonte de justicia socio-ambiental y vida digna para todas las personas.

Y así es como pudimos gustar y sentir internamente ese seminario tan interesante sobre desarrollo rural inteligente al que tuvimos la fortuna de asistir. Con agradecimiento y esperanza.

Alicia, Joe y Amaia

«Que nadie se quede atrás»

29 septiembre, 2017 at 1:03 pm

«Que nadie se quede atrás». Ese podría ser el título del último panorama social de América Latina publicado por la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) dedicado al tema estrella de la última década: la desigualdad. Desde el principio, se apuesta por un enfoque multidimensional de la igualdad y se califica a la desigualdad social como un desafío de primer orden y un obstáculo para el desarrollo sostenible. Hasta ahí todo claro, pero su atenta lectura desconcierta. Mejora la igualdad de ingresos, pero se concentra la propiedad.  La CEPAL admite que “la concentración de la propiedad es aún más intensa en lo referente a los activos financieros y sigue concentrándose”. ¿Cómo se explica que hayan disminuido las desigualdades al mismo tiempo que se ha concentrado la propiedad y no haya mejorado la relación entre capital y trabajo?

Continúa leyendo en este enlace el análisis realizado por Alicia Aleman.

Paraguay: «Con la soja al cuello»

11 marzo, 2016 at 10:38 am
Ferias campesinas agroecológicas

Ferias campesinas agroecológicas

El 94% de las tierras cultivables de Paraguay están ocupadas por cultivos para la exportación. El informe Con la soja al cuello recoge información rigurosa y concreta sobre el impacto de los agronegocios en el país entre 2013 y 2015. Denuncia las graves consecuencias de este modelo para la gente paraguaya y el desarrollo sostenible de su territorio.

El acelerado proceso de acaparamiento de tierras y el consiguiente desplazamiento forzado de la población campesina, la violación sistemática de los derechos humanos de las comunidades campesinas e indígenas, el aumento de las brechas de la desigualdad, los nefastos efectos en la salud y el ambiente, son solo algunas de las graves consecuencias de tal modelo.

Por una economía global justa. Construir sociedades sostenibles e inclusivas

4 marzo, 2016 at 1:54 pm

image1-e1456226875237Desde el comienzo de su pontificado, el Papa Francisco ha llamado reiteradamente tanto a la Iglesia como a la sociedad en general a conceder atención a los asuntos relacionados con la justicia en la economía global de nuestros días. Ha invitado a los cristianos y a todas las personas de buena voluntad a prestar seria atención a algunos de los mayores retos de justicia que hoy se presentan en la vida social y económica.

Una economía al servicio del 1%

9 febrero, 2016 at 11:57 am

Informe OXFAM 2016Acabar con los privilegios y la concentración del poder para frenar la desigualdad extrema (Informe Oxfam, 2016)

Necesitamos con urgencia una “economía” al servicio de la humanidad y no la humanidad al servicio de la economía (o al servicio de unas pocas personas). Esto es lo que se deriva del informe de OXFAM en el que revela, según Credit Siusse, que el 1% más rico de la población mundial posee más riqueza que el 99% restante de la población del planeta.