Red COMPARTE: intercambio de aprendizajes sobre cadena de valor del cacao

6 noviembre, 2019 at 6:33 pm

Entre el 23 y 25 de octubre miembros del equipo de CEAS y del Movimiento CETA del estado de Bahía (Brasil) visitaron la organización APPROCAP (Cooperativa de Productores y Comercializadores de Cacao de Piura, Perú) con el objetivo de intercambiar experiencias en torno a la cadena de valor del cacao orgánico.

Este intercambio ha sido una oportunidad para identificar retos y potencialidades para la mejora de la cadena de valor del cacao en ambas regiones. A continuación, destacamos algunos de los elementos sobre los que ha girado este intercambio.

En cuanto al tamaño de las parcelas, en APPROCAP varían entre 0,5 a 4,0 hectáreas y en el Movimiento CETA las parcelas llegan a 8,0 Has, de las cuales destinan entre 1,0 y 5,0 al cultivo del cacao.

En Piura, el cultivo del cacao es manejado sin el uso de agroquímicos en régimen agroforestal o en tendencia a éste. Se constataron pocas diferencias con relación a las formas del manejo del agroecosistema de cacao en el sur del estado de Bahía. Un aspecto que los diferencia es el uso de sistemas de riego en Perú y que en Brasil no es necesario utilizarlo debido a los regímenes de lluvia. Un aspecto observado en campo sobre el enfoque de la producción es que APPROCAP tiene énfasis en la producción orgánica y en Bahía se enfatiza mucho más el enfoque agroecológico. Este aspecto fue materia de análisis por parte de los equipos y será tema de intercambio de información en los próximos meses.

Un reto que se ha vislumbrado para la producción de cacao en el sur de Bahía es la mejora de infraestructura y equipos para los procesos de poscosecha, condición necesaria para mejorar la calidad del cacao. En este aspecto APPROCAP cuenta una logística apropiada para compra del grano en las comunidades e infraestructura para fermentado, secado, almacenamiento y procesamiento.

En cuanto a la comercialización, un aspecto que llama la atención es que el cacao peruano de mejor calidad es comercializado en mercados internacionales y los de menor calidad se venden en el mercado nacional para el procesamiento. En Brasil, el cacao se comercializa en el mercado nacional a precios que son similares a los del mercado internacional. Adicionalmente, los procesos de producción en el Movimiento CEAS de Brasil tienen aval de calidad agroecológica a través de un certificado de confianza o un Sistema Participativo de Garantía. En contraste, APPROCAP cuenta con certificación de tercera parte, condición necesaria para exportar cacao ecológico a países europeos.

El intercambio de aprendizajes hace parte de las estrategias de la red COMPARTE para la generación de capacidades a través de un diálogo directo campesino a campesino, de ahí que se haya impulsado este dialogo de experiencias en torno al sistema productivo del cacao.

 

Nuevo vídeo del encuentro COMPARTE 2019 en Chiapas, México

4 noviembre, 2019 at 4:06 pm

 

Centro de Innovación Agroecológico y Ambiental – Villa Loyola

30 octubre, 2019 at 12:24 pm

¿Conoces Villa Loyola? Te invitamos a conocerla de la mano de Joe Aguilar, jesuita y administrador de esta finca hasta junio 2019. 

VILLA LOYOLA

Villa Loyola es una finca agroecológica de la Compañía de Jesús, ubicada en el municipio de Chachagüí en Nariño, que sobresale por procesar el café de forma amigable con el medio ambiente y estar comprometida con la agricultura sostenible así como con el desarrollo del campo nariñense. La alta calidad de este café es reconocida por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y The Alliance for Cup of Excellence.

También es un Centro de Innovación Agroecológico y Ambiental que promueve la implementación de estrategias de protección y uso sostenible de los bienes natuarles en Nariño, mediante el desarrollo de talleres dirigidos al campesinado vinculado con la Fundación  Suyusama. Estos talleres son Giras Agroecológicas en las que se abordan temas como: análisis de la calidad biológica de los suelos, fertilizantes orgánicos, microorganismos eficientes, biofertilizantes líquidos, abonos orgánicos sólidos, producción y transformación del cultivo de café, diversificación productiva, entre otros.

Villa Loyola y Suyusama son parte de la red COMPARTE.

 

RED COMPARTE Y DISCERNIMIENTO APOSTÓLICO

24 octubre, 2019 at 5:26 pm

El boletín de noticias de Canadian Jesuits International, ONG que apoya a COMPARTE, recoge el siguiente artículo sobre la red y el discernimiento apostólico, escrito por Arturo Estrada sj, miembro del Equipo Dinamizador de la red y director de la Misión Jesuita de Bachajón en Chiapas, México.

Para la Compañía de Jesús, promover y practicar el discernimiento ha sido a lo largo de toda su vida uno de los principales apostolados. Ya Ignacio, en sus primeros años de General, urgía a los jesuitas a discernir su misión y a buscar el bien mayor en todas sus acciones. Hoy, las Preferencias Apostólicas Universales (PAU), promulgadas en meses recientes por el P. Arturo Sosa, y en especial la primera que pone de relieve la actividad del discernimiento, subraya este apostolado permanente desde nuestros inicios.

En la Red Comparte, acogemos estas preferencias como propias. Y desde nuestra mirada de alternativas al desarrollo, asumimos que la primera preferencia, que coloca al discernimiento como parte esencial de nuestro quehacer, está totalmente supeditada a la segunda preferencia, que apunta a “promover la justicia social y el cambio de las estructuras económicas, políticas y sociales generadoras de injusticia, como dimensión necesaria de la reconciliación de los seres humanos, los pueblos y sus culturas entre sí, con la naturaleza y con Dios”.

Creemos que, como comunidad de aprendizaje generadora de alternativas económico productivas, tomarnos en serio estas tareas no es fácil, pues nuestro sistema económico actual es intrínsecamente desigual, excluyente e insostenible. Y sabemos que necesitamos adentrarnos a él, reflexionarlo y transformarlo desde adentro a partir de las intuiciones de vida en abundancia para todos y todas. Por lo tanto, asumimos que resulta imperante “mejorar nuestros estudios, análisis y reflexión para comprender en profundidad los procesos económicos, políticos y sociales que generan tanta injusticia, y contribuir a la generación de modelos alternativos”.

Es por ello que promover y practicar el discernimiento dentro de los centros sociales y universidades que hacen parte de la Red Comparte, desde hace más de 10 años ha tenido un contenido concreto doble. Por un lado, nos ha instado a mirar nuestras propias vidas, ponerlas frente al Señor y descubrir qué es lo más conducente al bien universal, descubrir a qué estamos siendo llamados (de manera personal). Pero por otro lado, nos ha colocado frente a los dolores del mundo, para preguntarnos qué se ha de hacer ante esta realidad (de manera comunitaria). Es por ello que promover y practicar el discernimiento, dentro de la Red Comparte, ha sido principalmente tarea de contenido, es decir, un esfuerzo constante por colocar en nuestros encuentros, talleres, visitas de campo, etc., el discernimiento ignaciano para así intentar mejorar nuestras prácticas económicas actuales.

Así, sabemos que “vivir más a fondo los Ejercicios Espirituales de modo tal que nos lleven al encuentro personal y comunitario con Cristo y nos transformen” en este contexto, significa vivirlos desde las entrañas de la gente que sufre el sistema. Comprender desde las organizaciones de productores la encarnación y su modo de hacer redención es el modo de transformar esta realidad y alcanzar la dimensión necesaria de la reconciliación.

Sistema Participativo de Garantías (SPG) en Quetzaltenango – Guatemala

18 octubre, 2019 at 2:28 pm

Con la participación de 20 personas procedentes de 5 municipios del departamento de Quetzaltenango (Guatemala), el 8 y 9 de octubre se desarrolló el segundo taller para la puesta en marcha del Sistema Participativo de Garantías (SPG) – Red Comparte

Esta herramienta pretende generar confianza en la comercialización de productos agroecológicos producidos por las familias campesinas en pequeñas parcelas que han sido acompañadas por varios años por la Asociación de Servicios Jurídicos y Sociales (ASERJUS).